Compliance Penal

Las empresas serán penalmente responsables de los delitos cometidos en nombre o por cuenta de las mismas, y en su provecho, por sus representantes legales y administradores en el ejercicio de su actividad social si se ha incumplido los deberes de supervisión, vigilancia y control empresarial.

La implantación de un modelo de gestión de compliance puede realizarse bien internamente, por la propia empresa, o externamente, por profesionales especializados. Nuestros servicios legales comprenden:

  • análisis individualizado de la empresa para evaluar los riesgos penales en función de su estructura y sector de actividad, probabilidad e impacto en la empresa y elaboración de un mapa de riesgos penales
  • confección de un protocolo interno de prevención de delitos o plan de prevención, de obligatorio conocimiento y cumplimiento, asociado a un régimen sancionador y complementado por un sistema de canales de denuncia.
  • implantación del programa de prevención mediante la comunicación, formación y concienciación de toda la organización.
  • revisión periódica del programa de cumplimiento normativo para evaluar su eficacia y/o necesidad de actualización.

Los comentarios estan cerrados.