Monthly Archives julio 2011

Viber para Android, ¿gratis?

    Guardado en BLOG, neutralidad, PRIVACIDAD, PROTECCION DATOS, VoIP    |    Sin comentarios

La aplicación Viber, que permite realizar llamadas VoIP y que hasta ahora se limitaba al IPhone, ya está disponible también para Android. Eso sí, en versión Beta.

Como usuaria que soy de Skype (por cierto, con una calidad de sonido mejor que la que me proporciona mi operadora de telefonía) pensaba probar Viber, ya que en principio presenta la ventaja sobre Skype de integrarse en la función de teléfono y sus contactos.

Con todo esto, me pregunto hasta cuándo las operadoras seguirán presentándonos tarifas de 6 céntimos/minuto como si fueran una ganga…

Sin embargo, cuando mi deformación profesional y mi natural suspicacia ante lo gratuito me llevan a leerme las condiciones legales, resulta que para que esa integración en mi agenda de contactos se produzca es necesario que copien y guarden mi agenda completa en sus servidores, bueno, en los de Amazon.

De acuerdo, esto parece necesario para indicarme cuáles de mis contactos disponen ya de Viber o avisarme cuando lo tengan, pero lo que ya no me convence son las condiciones para compartir mis datos y los de mis contactos. Viber podrá compartir dicha información «si consideran que tal acción es necesaria para proteger y defender sus derechos o propiedad (incluyendo el cumplimiento de sus contratos).»

¿Significa esto que si Viber firma un contrato con una tercera empresa – a saber…- que incluye entre sus condiciones acceder a la información personal de sus clientes y la de los contactos de sus clientes Viber puede compartirla sin problema? Parece que sí.

Asumo lo de pagar una llamada «gratuita» al coste del tráfico de datos, pero ya no sé si me apetece pagar una llamada con mis datos y los de mis contactos. Creo que le voy a dar una vuelta más a lo de descargarme Viber…

Canon digital: unanimidad en suprimirlo…sin tocarlo

    Guardado en BLOG, canon, INTERNET, PROPIEDAD INTELECTUAL    |    1 Comentario

Desde la época de mis efímeros escarceos con la política, tengo una fijación: La Vida de Brian. Rara era la ocasión en la que no me sentía en alguna de sus escenas, siendo la más recurrente aquella que transcurre en las gradas del circo romano. Así que cuando ayer leí que el Congreso votaba unánimemente a favor de la supresión del canon digital vino a mi memoria la escena de la votación para liberar a Brian.

Y es que transcurridos ocho meses desde la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que declara que la aplicación del canon digital en España es contrario al derecho comunitario y pasado más de un mes del plazo asumido por el Gobierno para su modificación, ayer, precisamente ayer, se vota una proposición para su supresión presentada por el Partido Popular. Conviene recordar que el PP votó a favor de la conocida como Ley Sinde en enero de este año, es decir, dos meses después de conocerse la citada sentencia del TJUE.

En un sorprendente y excepcional  ejemplo de pacto,  todos los partidos políticos votan a favor. Todos están de acuerdo en no estar de acuerdo, al igual que la votación del Frente Popular de Judea en el coliseo. No se plantean opciones, nadie propone alternativas, pero todos acuerdan no estar de acuerdo con el canon. Es cierto que no se soluciona nada ni tiene trascendencia práctica alguna, ya que nada cambiará en los próximos meses para el bolsillo de los consumidores, pero qué hay del impactante titular que esto supone ahora que la noticia comparte protagonismo con la caída en desgracia de la SGAE.

Para esta y para la Ley Sinde, todos son malas noticias. La reciente sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona de fecha 7 de julio supone un nuevo varapalo judicial: “el ofrecimiento del enlace no supone un acto de disposición del archivo, razón por la cual no cabe hablar de puesta a disposición”. Siendo así, ¿con qué base legal podría intervenir la comisión administrativa prevista en la Ley Sinde?

Con todo esto, me pregunto si el resultado unánime de la votación del Congreso es un progreso real en la modificación del sistema de canon o no es más que otro intento de abandonar un barco que se hunde de forma rápida y evidente, tanto como los rumores de adelanto electoral.

p.d: No sólo para la mejor comprensión de lo dicho, sino también porque me parece un clásico intemporal, estos son los enlaces de las escenas mencionadas.

http://www.youtube.com/watch?v=u8OiPbvvvAU&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=49fv2YUdSCk

Google+ te quiere+

    Guardado en BLOG, INTERNET, PRIVACIDAD, PROTECCION DATOS, REDES SOCIALES    |    Sin comentarios

Nadie da duros a cuatro pesetas, dice la sabiduría popular y para variar, acierta. Por eso, algunos nos preguntamos dónde está el beneficio de lo gratuito. Cómo pueden empresas como Google ofrecernos tantas aplicaciones gratuitas, a cuya llamada acudimos encantados como los ratones al flautista de Hamelín. Android, sus sistema operativo para móviles, ha aumentado de nuevo su cuota de mercado, ostentado el dominio por delante de iOS y de Blackberry.

Y no sólo eso, cómo pueden estar valoradas en millones de dólares empresas que viven de lo gratuito. Por qué entidades como Goldman Sachs, nada sospechosa de altruismo, han invertido en ellas. Al margen de la ya apuntada burbuja tecnológica, podría haber otra explicación. Sí se está vendiendo algo real y valioso: nuestra información; quiénes somos, qué nos gusta, con quién nos relacionamos, qué empresas atraen nuestra atención, qué palabras usamos con más frecuencia, etc.

Prueba de ello son los codazos entre Google y Facebook a raíz de la nueva red social, Google +. Aun en su versión beta y pese a las noticias sobre correos conteniendo falsas invitaciones, ya se ha convertido en una seria amenaza para Facebook.

Así que cuando Google+ ha incorporado la posibilidad de absorber todos los contactos del usuario en Facebook, esta, que curiosamente prohíbe la recogida automática de datos de sus usuarios, le ha  cerrado el paso.¿ La razón? Google ya no hace lo propio con los contactos de Gmail precisamente porque en su momento Facebook no participó de su política sobre compartición de datos. Debería haber recordado aquella frase de El Padrino; “Algún día, y puede que ese día nunca llegue, quizá te pida que hagas algo por mí”. Parece que el día sí llegó y las rencillas sicilianas no se quedan en las películas. Sin embargo, algo me dice que finalmente habrá un armisticio…