Día Europeo de la Protección de Datos; la privacidad empieza por uno mismo

    Guardado en Categoria Modelo    |    No hay comentarios

En el día internacional de la protección de datos se hace casi obligada una reflexión sobre nuestras obligaciones como usuarios. Hemos de recordar que esta fecha tiene como finalidad informar y concienciar sobre los derechos de los usuarios de Internet, pero también sobre nuestros deberes.

Tras la entrada en vigor del Reglamento UE 679/2016 y recientemente en España, con menos repercusión de lo esperado, de la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales las nociones de protección, cuidado y defensa de nuestra privacidad frente a las injerencias del mercado digital se han instalado en el debate social. Sin perjuicio de su procedencia y necesidad, nunca está de más recordar que la privacidad empieza por uno mismo.

De modo que la próxima vez que aceptemos los términos y condiciones de uso de esa aplicación que nos parece indispensable y a veces incluso urgente instalar, la siguiente ocasión en que el ansia por participar en un sorteo nos lleve a mencionar o a etiquetar a tres amigos – a este paso, cuántos nos quedarán – en una red social o la avidez por ser los primeros en recibir las más exclusivas ofertas y promociones de unas ventas privadas – sólo accesibles para millones de personas – tal vez deberíamos pararnos a pensar en las consecuencias que tendrán estas acciones sobre nuestra privacidad. Puede ser que nuestro robot Roomba haga planos de nuestra casa y que nuestro móvil nos escuche, puede que haya leyendas urbanas y realidades, pero lo que es seguro es que la primera garantía de nuestros derechos digitales es nuestro sentido común.

Entradas de interés

Deja tu opinión










*